viernes, 25 de mayo de 2012

Bajo relieve y arcilla para el cincuenta aniversario

Primero...unas ligeras nociones...

El relieve es la técnica escultórica en la que las formas modeladas o talladas resaltan respecto a un entorno plano. A diferencia de las esculturas de bulto redondo (que se esculpen reproduciendo su relieve o profundidad natural), los relieves están integrados en un muro, generalmente, o en caso de ser arte mobiliar, al soporte que los enmarca.
Los relieves pueden usarse para representar una escena aislada o ser parte de una secuencia narrativa. A pesar de las limitaciones técnicas que impone la disminución de la tercera dimensión que les es propia, el detalle con el que se esculpen puede llegar hasta mostrar los detalles de la musculatura.

Tipos de relieve

Los tipos de relieve dependen de la forma en que las figuras representadas se adosan al muro que los contiene y en la forma en que se reduce la profundidad para representar la tercera dimensión; y por tanto, en cuánto se limita a la frontalidad el punto de vista de su contemplación. Cuanto más "alto" es el relieve, menos se reduce la profundidad y más se esculpen las figuras la totalidad de su contorno, excepto en la parte que están adosadas al fondo, de modo que es posible la contemplación desde varios puntos de vista; cuanto más "bajo" es el relieve, más se reduce la profundidad y menos contorno se esculpe, de modo que los puntos de vista para su contemplación se limitan hasta reducirse al frontal.

Elaboración de un relieve

Pasos en la construcción de un relieve.

Esquema de Altorrelieve
  1. Dibujamos el modelo a representar desde el punto de vista elegido y con el encuadre que decidamos.
  2. Preparamos una plancha de barro para el fondo (real o imaginario) de la escena, paralelo al plano de representación. Sobre esta placa calcamos el dibujo.
  3. Para representar el plano horizontal de la base contruímos un plano inclinado a partir del cual generaremos todo el relieve. La inclinación que le demos a ese plano determinará la profundidad del relieve.
  4. Mediante una retícula, o cualquier otro sistema, trasladamos las bases de los objetos a nuestro plano horizontal (ahora inclinado). Deberemos tener en cuenta que por efecto de la perspectiva las paralelas de las bases aparecerán fugadas (convergentes hacia los puntos de fuga).
  5. A partir de las bases dibujadas levantaremos los objetos de la composición cuidando de que las verticales sean paralelas al fondo.
  6. El plano horizontal superior de los objetos será también un plano inclinado, pero su inclinación será convergente hacia el punto de fuga con el plano de la base. El dibujo que hemos hecho previamente unido a las aristas verticales nos darán la pauta de los vértices de estos planos y por lo tanto de su inclinación.

La arcilla
Es una clase de tierra que procede de la descomposición de minerales de aluminio.
Su principal característica es su plasticidad, es decir, su capacidad para ser manipulada, para darle distintas formas, sin que se rompa ni se agriete.
El color de la arcilla varía según de dónde provenga y de los distintos procesos que haya sufrido para hacerla más resistente y flexible.
Y ahora...¡¡manos a la obra!!!
Los materiales los tenemos ya: arcilla , un soporte de cartón forrado de plástico, algunos utensilios (o palillos) para modelar, cortar, hacer detalles..un buen boceto y en estas dos sesiones de trabajo, hemos podido ver trabajos como estos:



video
                                                  


Quizá también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...