domingo, 20 de mayo de 2012

Simetría axial y el Rostro Oculto


                                                                                                                   
Simetrías en la Naturaleza

La materia se presenta en el universo de múltiples formas. Tenemos galaxias, estrellas, planetas, rocas, seres vivos, cada uno compuesto por una cierta combinación de sólidos, líquidos, gases o plasma (una clase de materia parecida a un gas muy caliente). Parte de esa materia tiene una curiosa propiedad: si la dividimos en dos por cierto sitio, las dos mitades son iguales; o, lo que es lo mismo, se ven iguales desde un lado y desde otro. Es lo que llamamos simetría.
Los seres humanos (su exterior) somos buenos ejemplos de esto. Tenemos una casi igualdad entre las dos partes de nuestro cuerpo que se obtendrían dividiéndolo por una línea que pasa por el centro de la nariz y por el centro del ombligo. La siguiente figura muestra el famoso estudio sobre la simetría del cuerpo humano de Leonardo da Vinci.

El rostro humano tiene                     
también simetría axial: los 
ojos, las orejas y , en general, 
todos los órganos dobles 
ocupan lugares simétricos. La                   
nariz y la boca, que son 
únicos, se situan sobre el eje  

El rostro oculto


De chicos nos enseñan que el cuerpo humanos posee simetría axial, es decir, nuestro lado izquierdo es “exactamente” igual al derecho. Sin embargo, la palabra “exacto” en este caso es relativa y subjetiva, ya que nuestros lados distan mucho de ser iguales, a lo sumo parecidos. Esto es porque en todos los vertebrados existe un grado de asimetría leve, muchas veces dictado por nuestro lateralismo. En lo que respecta al rostro siempre existe un lado “dominante”, es decir, un lado más ancho o alto que visualmente se destaca sobre el otro. Lo habrán notado cada vez que se miran de perfil al espejo.
De aquí nace el concepto de “rostro oculto” que no es nada más que un truco fotográfico en el que cortamos un rostro a la mitad y luego espejamos los lados para ver como sería nuestro rostro si fuera simétricamente perfecto con el lado derecho o con el lado izquierdo. De esta manera al comparar las imágenes es muy fácil notar cual de los lados es el dominante y sobretodo las diferencias. Por ejemplo cual es el más ancho o el más largo.
En este ejemplo que pude encontrar por la red puede notarse el efecto. Prácticamente se forman rostros totalmente distintos a la original.
                                   

*¿Queréis jugar con la simetría y el ritmo?
                            Prueba en:
http://concurso.cnice.mec.es/cnice2005/96_ritmo_simetria/curso/index.html


          
¿os parece raro, extraño, divertido?...¿Queréis ver algunos ejemplos de los que habéis hecho en clase?...¿Adivináis quiénes son?
                                          

Quizá también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...